La importancia del autocuidado


Autocuidado: “El Autocuidado etimologicamente se presenta conformado de dos palabras: Auto Del griego αὐτο que significa “propio” o “por uno mismo”, y cuidado del latín cogitātus que significa “pensamiento”.

“Tenemos entonces el cuidado propio, cuidado por uno mismo literalmente.”

Todos estamos familiarizados con el concepto de cuidado. Cuidamos a nuestros mayores, cuidamos a nuestros hijos, a nuestra pareja, cuidamos a nuestras mascotas y a todo lo que nos importa.

Nos han enseñado los valores, y a veces el deber, de este acto. Nos han enseñado su significado e importancia en la vida.

Lo que no nos enseñaron muchas veces fué a cuidar de nosotros mismos.

Eso significa que al no saber sostenernos, darnos ese amor y cuidado, inevitablemente lo buscaremos fuera.

Dependeremos de terceras personas para que se hagan cargo de nosotros, de nuestro cuidado, de nuestra salud, de nuestro bienestar y felicidad. En definitiva algo o alguien que se haga responsable de todo lo que nos pertenece contemplar y activar a cada uno.

Cuando hablo sobre autocuidado muchas personas se sienten molestas, ya que esto remueve cimientos y hace aflorar sentimientos que no son agradables relacionados con la educación adquirida.

Como voy a darme tiempo para mi sola? Como puedo dejar de estar pendiente de X? de donde saco esos momentos?

Afloran sentimientos de culpa por considerar egoísmo la propia dedicación y para no sentirnos de ese modo y no ocuparnos de lo que sucede en nuestro interior volvemos a poner la atención en lo externo. en seguir proporcionando cuidados a los demás olvidándose de una misma.

De este modo una se acaba agotando, esperando que los vientos cambien, que cambien las circunstancias, que mejore la salud, que alguien nos cuide, que seamos más felices… y así esperas, y esperas hasta que decides tomar las riendas.

Hacerse cargo de uno mismo, encontrar nuestros espacios,  darnos lo que no nos dieron, escuchar nuestras necesidades y comprometernos con nuestro bienestar es un acto de valentía y de gran responsabilidad.

Ya no puedes culpar a nadie ni a nada ya que ahora tú estás al cargo de tu vida.

Compromiso.

Date esos momentos necesarios de reconexión, de meditación, de ejercicio, de soledad, nútrete con todo aquello que sea positivo.

Sé por experiencia que durante tiempos difíciles tendemos a dejarnos, a instalarnos en la queja, a sentirnos mal, a posponer, y así pasan los días sin que nada mejore o cambie, sino que además empeora. Pereza, excusas y tristeza nos acompañan.

Y de repente un día  te comprometes contigo misma ,dejas a los niños con la abuela y te regalas un masaje, o encuentras cinco minutos diarios para meditar o para enfocarte en tu práctica, lees un capítulo de un libro antes de irte a dormir, te preparas un buen baño, das un paseo por la naturaleza, te plantas en tu cruzada médica que deja todo en manos de otras personas y te ocupas de tu salud empezando por cambios de hábitos, que ya no te llevan a ninguna parte. Y todo empieza a cambiar.

Todo eso es autocuidado, un acto de amor, de amor por uno mismo, de amor que se expandirá hacia el exterior en nuestra vida y en nuestras relaciones, porque si nosotras estamos bien, todo cambia alrededor, tenemos fuerzas para continuar, para seguir nuestros sueños, para conseguir todo lo que nos propongamos. Renovemos esos votos una y otra vez.

Un buen ejercicio es escribir cuales van a ser nuestros autocuidados diarios, semanales, mensuales y anuales (estos pueden ir cambiando)

*Por ejemplo, un autocuidado diario podría ser un masaje en los pies tras un largo día, una meditación, beber más agua y dejar el café, tomar infusiones, alimentarse mejor…

*Uno semanal una quedada con amigas, un cine, leer un libro, salir a correr, paseo por la naturaleza…

*El mensual un masaje, terapia, circulo de mujeres, ritual…

*Y el anual un viaje, un curso, un retiro…

 

Para empezar con estos propósitos os propongo el crear una mezcla herbal para un baño que nos ayudará a soltar, a relajar y a focalizar. Si no tenéis bañera podeís preparar baño de pies con el cual nos beneficiaremos de todas sus propiedades. Creatividad al poder! Podéis conseguir un baño herbal, tonificante y maravilloso jugando con las especias de la cocina! Utilizad lo que tengáis a mano, se trata de hacer algo por y para nosotras.

A continuación os dejo varias posibilidades de preparación. Escoged la que más os guste.

Preparadas para vuestro momento de relax?

Necesitaremos:

*Para un baño de sales:

-Sales de Epsom, sal del Himalaya, mar muerto o cualquier otra sal que tengamos.

A la cual añadiremos :

-Un poco de bicarbonato

+

-Una mezcla de aceite base más aceites esenciales.

Mezclaremos bien y añadiremos al agua de baño.

 

*Para un baño de aceite:

-Aceite Vegetal Base

+

-Aceites esenciales

 

*Baño Herbal:

– Se pueden hacer mezclas herbales con plantas como el romero, lavanda, pétalos de rosa, caléndula, manzanilla, menta, melisa, tomillo, nepeta, flores de saúco…

Una mezcla cálida, regenerativa y de centramiento podría ser:

-romero

-un poco de jengibre

-un poco de canela

-pétalos de rosa

Se puede hacer una infusión concentrada en un cazo dejándola reposar 20 minutos, colar las hierbas y añadir al agua de baño o bien realizar un saquito cerrado de muselina en el que introducir las hierbas y colocarlas en el agua bien caliente de baño, dejar que se atempere y al agua patos! De esta manera no hay que estresarse limpiando después 😉

Las que no les importe recoger las hierbas pueden ponerlas directamente en la bañera y llenarla de agua bien caliente.

 

*Baño para pieles delicadas:

-Hierbas

-Avena

Realizar un saquito con un puñado de avena y las hierbas que escojáis para introducir en el agua del baño y dejarlo infusionar. En este caso a mí me gusta combinar pétalos de rosa, flores de caléndula y manzanilla, pero si no tenéis de todo manzanilla y avena está más que bien!

 

*Baño de leche

-Leche

-Miel

– Hierbas (opcional)

 

Calentar la leche con las hierbas escogidas o la miel y añadir al agua de baño.

 

Espero que disfrutéis mucho de estos baños! Dejad un comentario y contadme!

¿Cuáles serán vuestros rituales de autocuidado?

¿Qué mezclas habéis creado para vuestro ritual del baño?

 

 

 

Elia on Instagram
Elia
Elia
Naturópata y herbolaria en Moon Medicine Herbals
Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Acerca de Elia

Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.