La Estrella


estelariaEn estos días lluviosos no me he aventurado mucho en el bosque ni en las dehesas y hemos aprovechado para descansar. Y, para aprovechar bien el tiempo, me he enfrascado en estudios y libros; leyendo, leyendo hasta que mis ojos decían basta, avisándome de que era suficiente con picor y escozor.

Demasiado tiempo frente a la pantalla del ordenador, así que me puse la chaqueta y salí de casa. Respirando aire fresco y paseando un poquito me dí cuenta que habían tres tipos diferentes de plantas que crecían en la puerta de mi casa y en el jardín que tenían propiedades oftalmológicas y estaban ahí gritando “¡hola, estamos aquí! ¡Te podemos ayudar!” ¿Cómo no me había fijado antes? Cuanta gratitud hacia ellas…

Y es que, ¿recordáis que os dije que las plantas que crecen cerca de vosotros es por algo? Haced la prueba y me contáis. Cuanto más me enfrasco en terapias y preparados para la mujer, más plantitas aparecen a mi paso con propiedades maravillosas para nosotras. Curioso, ¿verdad?

Ella es la estelaria (Stellaria Media). Sus pequeñas, preciosas y blancas flores están formadas por 5 pétalos que parecen 10 ya que están soldados en pares en la base del capítulo floral. Mucha gente la considera mala hierba, ya que crece de manera espontánea tapizando el suelo en multitud de lugares. La arrancan y eliminan sin saber lo que se están perdiendo.

Esta planta crece feliz entre nuestra lavanda, caléndulas, gingko y ortigas y cada vez que salgo tomo algunas hojas y me las como. Sí, parezco una rumiante. Recordad que una de las maneras de beneficiaros de sus propiedades es en ensalada.

Sus hojas tienen un sabor intenso que recuerda un poco a la espinaca. Si no estáis acostumbrados a sabores tan fuertes os aconsejo mezclarla con otros tipos de hojas verdes. También podéis cocinarla, tomarla fresca en batidos o hacer infusiones.

Esta “mala hierba” de alto valor nutricional contiene vitaminas A, B1, B2, B3, C y E; calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, selenio, sodio, azufre y zinc. Además de ácidos grasos esenciales. ¿Qué os parece?

Es antiséptica, antimicrobiana, diurética, expectorante, emoliente, nutritiva, antiinflamatoria y limpia la sangre. Se ha utilizado para dolores reumáticos, problemas de piel como quemazón, picor y para curar heridas y picaduras.

También es útil para reducir inflamación de todo tipo: garganta, tos, ojos inflamados y cansados, conjuntivitis…

Por otro lado, históricamente para prevenir y tratar tumores, abscesos, quistes y hemorroides.

Y vosotros, ¿tenéis a esta súper estrella cerca? Pues no dudéis en pedirle permiso para disfrutar de sus bondades.

Buscad zonas libres de pesticidas y contaminación, llevaos las tijeras e id cortando las partes superiores, así irá rebrotando. No toméis más de lo que vayáis a utilizar y agradeced siempre su ayuda.

Elia on Instagram
Elia
Elia
Naturópata y herbolaria en Moon Medicine Herbals
Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Acerca de Elia

Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.