La despensa curativa: La Salvia


 

 

Esta semana en la despensa curativa os hablaré un poquito de la salvia.

Hace un tiempo escribí un post sobre ella que os dejo por aquí por si no lo habéis leído y os apetece:

Madre Salvia

Continuando con las aromáticas labiadas que nos servirán de apoyo este otoño-invierno tenemos la grandiosa ayuda de esta planta con acción antibacteriana, antiviral y antifúngica.

Como os comentaba en el post anterior la recomiendo muchísimo en enjuagues y gargarismos para inflamaciones, irritaciones e infecciones en garganta y boca, ya sea por una extracción dental, procesos infecciosos, anginas, amigdalitis, faringitis, inflamación en las encías…

Su infusión nos será muy útil a nivel digestivo, ya que nos ayudará en una mejor asimilación de las grasas (por eso la maridamos con carnes y platos grasos), estimulando las secreciones gástricas y como antiespasmódica, procurándonos así digestiones livianas en estos casos.

Otro de los usos por los que más la conocemos es por el apoyo que nos ofrece a las mujeres a nivel hormonal, acompañándonos en menstruaciones, en la ausencia de estas y cuando se nos retira la sangre. No se recomienda su uso en embarazo y lactancia, ya que contribuirá a cesar el flujo de leche materna.

Sus fitoestrógenos regulan y estimulan el sangrado menstrual en casos de dismenorrea o amenorrea, calma el dolor gracias a su acción antiespasmódica y estabiliza los síntomas causados por las fluctuaciones hormonales en la menopausia, como los “sofocos” y excesiva sudoración.

Es por ello que se utiliza en muchos desodorantes por su acción astringente, o mezclándola con arcilla para realizar unos polvos talco naturales.

Muchas personas experimentan una mayor transpiración al ponerse nerviosas, y se sienten incómodas solo de pensar en esa sensación estando de cara al público (en una presentación, entrevista de trabajo, ponencia…)sudar es saludable y necesario, ya que nos ayuda en la eliminación de toxinas, pero si os agobia que os pase de una manera exagerada en alguna de estas situaciones, en las infusiones de salvia encontraréis un apoyo que nunca falla.

Podemos usarla para hacer vahos en conjunción de otras plantas en caso de congestión, en resfriados o gripes, o también podemos quemar un par de hojitas a modo de incienso para limpiar y purificar el espacio energéticamente y físicamente, librándonos de patógenos ambientales.

No renunciéis al abrazo protector de la madre Salvia, ya que con amor elevará nuestro espíritu, y nos ayudará a encontrar calma y centramiento, reforzando nuestro sistema nervioso.

 

Podéis encontrar planta seca o tintura de salvia libre de irradiación, pesticidas y químicos en la tienda.

 

Un gran abrazo

Fotos y texto. Moon Medicine Herbals ©

 

 

 

Elia on Instagram
Elia
Elia
Naturópata y herbolaria en Moon Medicine Herbals
Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Acerca de Elia

Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.