Fuentes Herbales de Vit. C


Seguro que más de una vez cuando os habéis enfermado alguien de la familia con todo su cariño y buenas intenciones os ha preparado un zumo de naranja.

Tómate el zumo antes de que se vayan las vitaminas! Es una de las frases que hemos escuchado desde pequeños, y este remedio que nuestras madres nos preparaban con premura nos decían servía  para aportar una buena dosis de vitamina C al cuerpo y ayudar en la pronta recuperación de la enfermedad.

Así que nos tomábamos el zumo sin pensar y muchas veces esto se traducía en malestar estomacal, náuseas o diarrea.

Y eso por qué sucede? Cuando estamos con fiebre, convalecientes y débiles todo nuestro cuerpo está trabajando para combatir la infección y hay procesos como la digestión que se ven ralentizados para focalizar la energía en los lugares que son prioritarios. Es por ello que nuestro cuerpo no nos pide comida y estamos desganados.

Poniéndonos en esta situación, vosotros que preferiríais? Una bebida calentita y reconfortante de fácil digestión o una fría y repleta de azúcar como el zumo de naranja? El fuego del estómago está debilitado y esta última solo nos causará malestar, y un sobreesfuerzo por parte del cuerpo para digerirla.

La vit C es uno de los antioxidantes más importantes para nuestra salud, bloquea radicales libres, ayuda en la síntesis del colágeno y el mantenimiento estructural de los tejidos conectivos, es un gran apoyo para el sistema inmune y no olvidemos que tomada en conjunción al hierro aumenta la obsorción de éste!

Es importante aportar a nuestra dieta alimentos ricos en vitamina c y bioflavonoides, para poder obtener de manera más natural nuestros nutrientes, más allá de capsulas sintéticas.

A continuación os dejo una lista de alimentos recomendados por su concentración:

-Pimientos

-Kiwis

-Fresas, frambuesas, moras, arándanos

-Naranja, pomelo, mandarina, limón

-Papaya , mango, piña, melón

-Brócoli, coles de Bruselas, coliflor, repollo

-Tomates

-Kale, verduras de hoja verde…

Como os he comentado antes, no recomiendo consumir una gran cantidad de azúcar y un alimento frio cuando estamos enfermos, por lo que os voy a dar un par de opciones herbales que os vendrán de perlas para sustituir los zumos de naranja o la fruta en este caso.

 -La primera opción está al alcance de vuestra mano, y estoy segura cerca de vuestras casas!

Y es que los pinos se extienden a lo largo y ancho de nuestra geografía y son sus acículas (hojas) las que utilizaremos en este caso.

Cuando los árboles pierden sus hojas y la vegetación es casi inexistente, ellos, símbolo de resilencia permanecen llenos de vida aunque las condiciones sean adversas, y el frio y la nieve azoten sus troncos y ramas.

Cuesta trabajo entrar en un bosque de coníferas y no admirar su belleza, grandeza y levantando la cabeza sentirte pequeñito entre estos grandes maestros.

La medicina del pino se ha utilizado de diversas formas en muchas civilizaciones: como alimento (piñas y corteza interna) para periodos fríos y enfermedades como el escorbuto por su contenido en vit C (acículas y yemas) para crear enseres…

Como dato interesante para los senderistas y montañeros os diré que la resina de pino es antibacteriana y antifúngica y una de las tiritas naturales que podéis usar si os hacéis un pequeño rasguño o corte mientras camináis por la montaña. Solo tenéis que aplicaros un poquito en la herida y listo!

Y volviendo al tema que nos ocupa, la infusión de agujas de pino, nos irá de perlas en la temporada invernal, nos aportará más vitamina C que algunos cítricos, y no solo eso! También nos ayudará a aliviar el exceso de mucosidad y congestión y nos aportará fuerza, vitalidad y calidez.

Solo tendremos que descartar la parte marrón de las hojas, trocearlas y verter agua hirviendo, dejándolas reposar entre 10 y 20 minutos antes de tomar.

Hay diferentes tipos de pinos, y los sabores varían entre unos y otros, el pino blanco es más suave con un punto cítrico, el rojo sabe más intenso…podéis probar masticando una hoja y escoger el que más os agrade de los que tengáis cerca, ya que comparten propiedades.

Las yemas de pino se pueden tomar también, pero yo prefiero utilizarlas para hacer jarabe, ya que para mi gusto no son tan agradables al paladar.

Y si os sobra algo de vuestra recolección os recomiendo utilizarlas para vahos y en infusión concentrada en el agua de la bañera para mejorar la circulación y reconfortar al cuerpo cuando estamos cansados y con molestias musculares.

-La segunda opción que os propongo son los frutos de la rosa canina, o escaramujos.

Después de las heladas son dulces y están en el punto que a mí me agrada para su recolección.

Estos pequeños rubíes, regalos de la naturaleza, tienen un 50% más de vitamina C que las naranjas, por lo que yo siempre añado unos cuantos en mis infusiones matutinas.

Gracias a sus flavonoides y antioxidantes favorecerán una buena salud cardiovascular, su contenido en pectina nos ayudará a tener una buena salud intestinal, y sus mucílagos suavizarán tejidos.

Repletos de vitaminas y minerales son una fuente de salud que no debemos dejar pasar!

Así que la próxima vez que os encontréis con un rosal silvestre, pedid permiso y  tomad unos cuantos frutos, recordad que son alimento para pájaros y otros animales en invierno, así que tomad solo si hay abundancia y varios arbustos.

Para beneficiaros de sus propiedades podéis hacer mermeladas, jaleas, comerlos crudos (solo la parte externa evitándola semillas y los pelitos internos que son irritantes) o en infusión o decocción.

Una cucharadita por taza en infusión nos aportará una buena dosis de vit C, y si realizamos una decocción durante 10 minutos aumentaremos la extracción de minerales y pectina, pero perderemos concentración de vit C.

Con estas dos opciones que os he propuesto espero que encaréis el frio supervitaminados, hipermineralizados y con las manitas calientes sosteniendo una taza de infusión <3

 

Cualquier pregunta que tengáis no dudéis en dejar un comentario, estaré encantada de responder.

Y como siempre, si creéis que esta información puede ser valiosa para alguien que conocéis os invito a compartir.

 

Un grandísimo abrazo

Moon Medicine Herbals©

 

 

Elia on Instagram
Elia
Elia
Naturópata y herbolaria en Moon Medicine Herbals
Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Acerca de Elia

Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.