El huevo rojo de María Magdalena


El simbolismo del huevo y la potencial vida que contiene ya se relacionaba con la creación, la primavera y el renacimiento para muchas culturas anteriores al cristianismo. En algunos mitos y leyendas oceánicas  la yema se asociaba con el sol y la cascara con la bóveda celeste, la tierra y el agua.

Los huevos decorados que ahora compartimos en roscas y monas de pascua nos transportan miles de años atrás en los que sus simbolismo ha formado parte de celebraciones, rituales y ofrendas.

En el cristianismo se conoce la historia del huevo rojo de Maria Magdalena, del que existen diferentes versiones (ya que no forma parte de las escrituras) pero que ha tenido representación en varias imágenes en las que podemos contemplarla sosteniendo un huevo de ese color.

En una de ellas se cuenta como María Magdalena llevó un capazo de huevos hervidos para compartir con las otras mujeres  al sepulcro de Jesús  el día de su resurrección y estos se tornaron de color rojo, y en la otra ella porta un huevo de color blanco ante el emperador Tiberio para anunciar la resurrección y subida a los cielos de Jesús, y ante la incredulidad y burla del emperador el huevo se tornó rojo ante sus ojos como prueba de lo que ella proclamaba.

El huevo rojo de María Magdalena nos conecta con el sagrado femenino y los misterios de la sangre: la muerte y resurrección, el nacimiento, la menstruación y la transformación.

Es por ello que os propongo el teñir un huevo de este color para activar esta energía en nosotras, para meditar o incluso para enterrarlo cerca de algún árbol (con su permiso) como hacían los druidas para invocar fertilidad y bendiciones en los campos y cosechas.

Podéis escribir también vuestros proyectos y deseos en la cáscara antes de enterrarlo, siempre abriendo un espacio y meditando acerca de ello, activando vuestro centro creativo y el corazón, y  siendo asistidas y sostenidas por esta energía femenina.

Os propongo utilizar tintes naturales para el teñido del huevo ya que lo va a recibir la tierra,  así que podéis probar con las siguientes opciones:

*remolacha cortada

*pieles secas amarillas de cebolla

*zumo de granada

Herviremos el huevo en agua con dos cucharadas de vinagre y nuestro tinte natural escogido por unos 20 minutos, retiraremos el huevo , lo dejaremos secar y ya estará listo!

 

Como siempre , si tenéis cualquier pregunta dejad un comentario y si os decidís a confeccionar el huevo rojo me encantaría escuchar vuestras experiencias!

Un grandísmo abrazo

©Moon Medicine Herbals

 

Elia on Instagram
Elia
Elia
Naturópata y herbolaria en Moon Medicine Herbals
Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Acerca de Elia

Diplomada en Naturopatía, Herbalismo, Aromaterapia y especializada en Ciclicidad feminina. Mi misión es ayudar en la recuperación del equilibrio y mantenimiento de la salud, a través de diferentes enfoques y formulaciones específicas. Creo firmemente en el acompañamiento a las personas, para así individualizar sus procesos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.