Tui Na


Tui Na es la técnica de masaje dentro de la Medicina Tradicional China

Uno de los principales cometidos del practicante de Medicina Tradicional China debería ser el dar a conocer y conservar todas las joyas propias de este ancestral cofre de sabiduría. Esta función es primordial, sobre todo, en occidente, donde tendemos a simplificar toda la filosofía oriental para poderla amoldar a nuestra idiosincrasia. Esto ha producido que la MTC este siendo reducida a su mínima expresión y sufra de los intentos de hacerla encajar en nuestra epistemología científica. Así, un sistema que dispone de una cantidad amplísima de técnicas diferentes a aplicar según cada caso particular, se ve reducido a una única técnica, la acupuntura.

De entre las técnicas que poco a poco van siendo reivindicadas en occidente, hoy hablaremos del Tui Na. Esta es la rama de la Medicina Tradicional China que utiliza el masaje como método terapéutico. Este masaje resulta muy beneficioso tanto para la salud física como emocional, pudiendo aplicarse en una inmensidad de situaciones y sustituyendo a la acupuntura en casos donde los pacientes tengan miedo a las agujas -aunque no posea el fuerte efecto dispersante de ésta-. No sólo resulta práctico en el tratamiento de trastornos musculo-articulares y óseos, sino que tiene una gran incidencia a nivel orgánico e influye directamente sobre el Qi de la persona.

Un poco de historia

El masaje terapéutico ha sido ampliamente apreciado a lo largo de toda la historia, desarrollándose en la mayor parte de culturas y civilizaciones. El Tui Na procede del An Mo, un masaje antiguo que se desarrolló durante la dinastía Qin (221-201 a.e.c.) y combinaba dos técnicas fundamentales, la fricción, Mo, y la presión, An. Durante la dinastía Ming (1368-1644 e.c.) aparece el Tui Na, se desarrolla por la necesidad de aplicar el An Mo a niños teniendo que usar los dedos de las manos en lugar de las manipulaciones palmares, podríamos considerarlo como una evolución refinada de éste. Ya durante el siglo XX, en Japón, a partir del Tui Na se desarrolló el Shiatsu, mucho más conocido en occidente.

El Tui Na es una técnica dinámica que, al realizarse sobre los meridianos y puntos de acupresión, tiene una fuerte incidencia energética, tratando los síndromes clásicos de la MTC y reequilibrando el organismo. Se realiza de una forma enérgica y suave a la vez, constante y uniforme, produciendo una agradable sensación que relaja y  armoniza al paciente. Cabe señalar que tiene una gran utilidad como terapia preventiva; a pesar de que en occidente raramente aplicamos las medicinas tradicionales de forma preventiva y sólo nos apoyamos en ellas para la labor curativa, perdiendo gran parte de sus posibilidades y su carácter particular. Desde el punto de vista fisiológico, tonifica y regula Qi y Xue, expulsa las Xie Qi, trata Bi Zheng y Wei Zheng y los síndromes causados por Vacío o Plenitud. Por otro lado, resulta una terapia muy útil en pacientes fatigados, con patologías miálgicas o articulares y para tratar las secuelas y efectos secundarios de los traumatismos.

Los principios del Tui Na

El Tui Na se basa en una serie de movimientos y manipulaciones manuales, entre sus principales técnicas está el empuje, la presión, el agarre, el pinzamiento, el rodamiento, el estiramiento, la torsión o el golpeteo. Estás técnicas actúan en el paciente mediante acciones de oscilación, fricción, presión, vibración, prensadura, percusión y movimiento articular. Ante todo, éste es un masaje dinámico y productivo, basándose en los principios de la MTC donde el movimiento y la fluidez son la base para evitar la aparición de los trastornos.

De esta forma, las diferentes manipulaciones de esta terapia centenaria permiten la mayor parte de acciones características de la MTC. A través del Tui Na podemos calentar y tonificar, llevando el Qi a los puntos tratados; desobstruir, drenar y evacuar, movilizando y desestancando el Qi, y armonizar, tratando el Ni Qi, cualquier zona, tejido o víscera. Además, hay una estimulación de las funciones del Wei Qi, ayudando a transpirar y eliminar factores patógenos.

Cada movimiento o técnica incide esta basado e incide sobre uno o más de los Wu Xing. Por ejemplo, las técnicas de presión -An- tratan el elemento Agua y el Cielo Anterior, los frotamientos -Rou-, tonifican el Cielo Posterior y el elemento Tierra y las fricciones hacen lo propio con el elemento Fuego.

Una herramienta de diagnóstico

Por otro lado, una de las ventajas que ofrece el Tui Na para cualquier terapeuta de MTC es el desarrollar sus capacidades de diagnóstico a través del tacto. No sólo por permitir localizar puntos de alarma en zonas tan importante como los puntos Bei Shu, los Mu o los Wu Shu Xue; sino por generar la sensibilidad suficiente como para percibir pequeños cambios a nivel cutáneo, muscular o articular en el paciente. El masajista de Tui Na aprende a identificar cambios en la tensión, la temperatura, la textura o el estado de los tejidos. Decían los maestros clásicos que un maestro masajista ha de ser capaz de notar al tacto la presencia de un alfiler bajo una hoja.

Como siempre, y siguiendo los principios de la filosofía de la MTC, el tratamiento tiene la capacidad de adaptarse a las causas y condiciones particulares de cada paciente. Debiendo el terapeuta tener la capacidad para identificar y tratar tanto la Raíz como las manifestaciones de los trastornos, las Ramas.

Finalmente, me gustaría confesar que, como terapeuta, el Tui Na bien realizado me ayuda a movilizar, armonizar y tonificar mi propia energía, convirtiéndose también en un ejercicio activo de conciencia energética y concentración. A los que decidáis probar esta maravillosa terapia, recomendaros que la reforcéis en vuestro día a día con ejercicios de auto-masaje, estiramientos y Qi Gong.

 

Daniel on Email
Daniel
Daniel
Me he formado como terapeuta de Medicina Tradicional China, añadiendo además estudios en diferentes técnicas manuales -termoterapia, shiatsu, sokushindo, tuina osteopático...- y terapias complementarias como el uso de biofrecuencias y musicoterapia, dietoterapia energética y nutrición o fitoterapia. Mi interés por las medicinas tradicionales me lleva a mantenerme en continua formación para poder incluir nuevas técnicas y conocimientos, especialmente, de las tradiciones milenarias orientales.

Acerca de Daniel

Me he formado como terapeuta de Medicina Tradicional China, añadiendo además estudios en diferentes técnicas manuales -termoterapia, shiatsu, sokushindo, tuina osteopático...- y terapias complementarias como el uso de biofrecuencias y musicoterapia, dietoterapia energética y nutrición o fitoterapia. Mi interés por las medicinas tradicionales me lleva a mantenerme en continua formación para poder incluir nuevas técnicas y conocimientos, especialmente, de las tradiciones milenarias orientales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.